Diuréticos

Ototoxicidad por diuréticos de asa

Son fármacos que inhiben la reabsorción del agua y los electrolitos en el asa de Henle, siendo conocida su ototoxicidad desde los años setenta. Son tóxicos para el oído, sobre todo de los enfermos de insuficiencia renal a los que se les administra estos fármacos por vía intravenosa. Los más conocidos son la furosemida y el ácido etacrínico.

Figura 1: Fórmula de la Furosemida

Los diuréticos de asa lesionan especialmente la estría vascular y sólo tras tratamientos muy prolongados lesionan al órgano de Corti.

La sordera que producen es generalmente reversible y su importancia viene dada porque pueden potenciar muchísimo la acción de los aminoglucósidos.